Producción UMH (6)

Proyecto de producción periodística de estudiantes de la UMH

Para quién trabaja el periodista

with 4 comments

Los periodistas deberían trabajar para los ciudadanos. Sin embargo, en el periodismo actual, mucho más empresarial que de servicio público, esto entra en conflicto con los intereses de máximos beneficios de la empresa periodística. Estos beneficios se obtienen con unas buenas relaciones con las empresas que se publicitan en su medio. Para mantener esas buenas relaciones se condicionan las noticias relacionadas con nuestros clientes al incitarnos a redactas esas noticias con una mirada positiva. Por ejemplo, casi nadie escribe noticias negativas de El Corte Inglés (hemos encontrado una de esas pocas: ¿Milagro? -se pregunta el autor).

Todo esto perjudica a la calidad del producto periodístico y nos hace perder credibilidad frente a los ciudadanos. Ya nadie duda de la subjetividad de los medios, pero esta subjetividad corresponde más a cuestiones económica que ideológicas. Para volver a dar importancia a la información, al periodismo como servicio al ciudadano, surgió el periodismo cívico, alejado -en su nacimiento- de intereses publicitarios.

Un ejemplo de la escasa relevancia de la relación lector-periodistas, en la actual era periodística, es el escaso feedback que hay en los blog de periodistas de `renombre´. Estos periodistas no contestan a los comentarios de sus lectores. Estos bloggeros incumplen con la nueva funcion del periodismo cívico: dar voz a los ciudadanos.

Veamos alguno de los muchísimos ejemplos (de interacción inexistente) que hay en la red.

Actualización a raiz del debate suscitado en clase (26/11):

Nosotros no creemos que exista un pacto tácito entre periodistas y ciudadanos, como se afirmón en clase, sino que ese pacto es con uno mismo. Entre el periodista y sus principios. Evitar la alienación.

Por otro lado, también pensamos que los periodistas están obligados a lidiar con los jefes, tratar de imponer sus ideas, sus temas…

Anuncios

Written by produccionumh06

noviembre 24, 2008 a 6:14 pm

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Me mola este blog… la única pega es que no es como el 22. No tiene TV…

    R

    noviembre 24, 2008 at 10:33 pm

  2. Por ahora, no tiene! por ahora…xD

    produccionumh06

    noviembre 24, 2008 at 11:48 pm

  3. […] El siguiente post es una recopilación de reflexiones en torno a la película El precio de la verdad, basada en el caso real de Stephen Glass. Este periodista de The New Republic se inventó gran parte de sus artículos. Esta película plantea un buen dilema sobre ¿para quién trabaja el periodista? […]

  4. […] Los periodistas deben -no significa que lo hagan- trabajar para los ciudadanos. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: